Vida

El dinero puede destruir tu matrimonio

La alarmante cifra de divorcios puso en evidencia los motivos más comunes por los cuales una pareja se separa. Dentro de los primeros lugares en la lista se encuentra el manejo de las finanzas. Este hecho no es tan sorprendente, pues los expertos aseguran que se este resultado se puede predecir antes del matrimonio.

Los terapeutas y consejeros de pareja están de acuerdo en que las personas que desean casarse deben hablar de finanzas antes del matrimonio. Esto ayuda a que ambos creen soluciones para posibles problemas en el futuro y sean honestos sobre sus costumbres en la administración del dinero. Sin embargo, si no pueden dialogar sobre este tema, es un indicador de posteriores altercados. Lamentablemente, solo el 43% de parejas conversan sobre el dinero antes de casarse, de acuerdo a un estudio hecho por American Express.

Sonya Britt, investigadora de la Universidad del Estado de Kansas, afirma que las discusiones sobre dinero durante el noviazgo son una señal de divorcio en el futuro. Ella asegura que sin importar el tiempo que pasó desde la primera vez que una pareja discutió por dinero “hay una buena probabilidad de que tengan una pobre satisfacción en la relación”. Asimismo, un estudio conducido por Jeffrey Dew, de la Universidad del Estado de Utah, encontró que los matrimonios que pelean debido al dinero una vez por semana, tienen el 30% de probabilidad de divorciarse.

Cabe resaltar que el dinero no es el problema en sí, sino otros factores que lo involucran; como por ejemplo:

  • Cuando no se ponen de acuerdo sobre cómo manejarán el dinero.
  • Cuando cada uno quiere administrar su dinero como si aún fueran solteros.
  • Cuando los esposos no son honestos con respecto a sus ingresos y/o gastos.
  • Cuando ambos se endeudan más allá de sus posibilidades de pago.
  • Cuando uno de los cónyuges tiene deudas antes de casarse y lo mantiene en secreto.
  • Cuando no ahorran para su futuro.
  • Cuando uno (o los dos) es comprador compulsivo.
  • Cuando no tienen un presupuesto o control de gastos.
  • Cuando ninguno de los dos tiene educación financiera adecuada.
  • Cuando solo uno de los esposo trabaja.

Por otra parte, Jeffrey Dew manifiesta que “puede ser que las peleas por el dinero sean realmente peleas por problemas más profundos en la relación: poder, confianza, etc. Si estas cuestiones profundas en la relación son problemáticas, entonces estas parejas pueden tener más probabilidades de divorciarse”. 

Para evitar esta situación, los expertos recomiendan darle prioridad a la comunicación abierta y sincera y, de esta manera, ambos puedan llegar a un acuerdo que los beneficie a ambos.

Fuente
CVCLAVOZ
Etiquetas

Related Articles

Check Also

Close