NoticiasVida

Oremos por Las Vegas

El pasado domingo 1 de octubre, Stephen Paddock, de 64 años, ingresó a un hotel en Las Vegas y disparó a los asistentes de un festival de música country. Al menos 50 personas murieron y centenares fueron heridos. La policía cree que después del tiroteo, el hombre se suicidó con su propia arma. Este asesinato en masa es considerado uno de los peores en la historia de los Estados Unidos que no ha sido aún ligado a una organización terrorista.

Este acontecimiento deja a miles de familias destrozadas por haber perdido a sus seres queridos y ha conmovido a toda la nación. La manifestación de cualquier tipo de violencia es algo que nos horroriza y a la vez nos conmueve porque personas inocentes murieron. Sin embargo, al mismo tiempo, esta clase de eventos nos llevan a la reflexión y a tomar conciencia de lo frágil y pasajera que es la vida.

Salmos 39:6 dice: “Nuestra vida es pasajera; de nada nos sirve amontonar riquezas si al fin y al cabo otros se quedarán con ellas” (TLA). Todas las cosas que acumulamos en la Tierra se quedarán y no podremos llevarnos nada. Por tal motivo es importante estar preparados para que cuando nuestro tiempo llegue, nuestras riquezas y tesoros estén con Dios y no en las cosas pasajeras. La muerte no es algo para temer cuando uno sabe a dónde va a pasar la eternidad. Esta vida es algo que no durará para siempre, pero nuestras decisiones de ahora tienen impacto en el futuro. ¿Estás listo para pasar la eternidad con Dios?

Embed from Getty Images

Fuente
CVCLAVOZ
Etiquetas

Related Articles

Check Also

Close