Vida

Toma notas, muchas notas

La memoria humana no es perfecta. Durante nuestro desarrollo aprendemos cosas que olvidamos con el paso del tiempo. Muchas veces se debe a la falta de práctica y otras, a la poca importancia que le damos. Esto resulta perjudicial en momentos en los cuales necesitamos información que sabemos que alguna vez lo aprendimos, pero que en ese instante no podemos recordarlo. Para evitar este tipo de circunstancias, debemos estar siempre preparados y nunca bajar la guardia; y esto también se aplica al momento de compartir nuestra fe.

Cuando leemos la Biblia, un libro, escuchamos una prédica o tenemos una conversación relevante, siempre hay algo que nos impacta. Sin embargo, si no guardamos esa información, es muy probable que la olvidemos. Es por ello que siempre debemos tener a la mano algún utensilio que nos ayude a recordar. Por ejemplo, podemos tomar nota en una libreta o en el celular y llevarlo con nosotros a todo lugar.

Las notas son útiles para ayudarnos a recordar las enseñanzas de Jesús. Si tenemos a Dios presente en nuestros corazones en todo momento, es fácil reflejar el carácter de Cristo. La primera parte de 1 Pedro 3:15 (RVC) dice: “…honren en su corazón a Cristo, como Señor…” y eso se logra meditando en lo establecido en la Biblia. Asimismo, las notas nos ayudan a practicar lo que dice la segunda parte de este versículo: “…y manténganse siempre listos para defenderse, con mansedumbre y respeto, ante aquellos que les pidan explicarles la esperanza que hay en ustedes.” De esta manera, tomar notas tiene doble beneficio.

Sé precavido y no desperdicies las oportunidades que tienes para tomar notas sobre las enseñanzas de Jesús. Esto sirve en tu crecimiento espiritual, y también te ayuda a estar preparado para cuando hables a otros de tu fe.

Fuente
YesHeIs
Etiquetas

Related Articles

Check Also

Close